jueves, 12 de febrero de 2015

The Germs

DATOS GENERALES:
Generos: Hardcore Punk
Pais: USA

Album/calificacion:
GI +8/10

REVISION

GI (+8/10)
Canciones/calificacion:
What We Do Is Secret C
Communist Eyes C+
Land Of Treason C+
Ritchie Draggers Crime B-
Stranger Notes C+
American Leather B-
Lexicon Devil B-
Manimal C+
Our Way C
We Must Bleed B
Media Blitz C+
The Other Newest One C+
Let's Pretend C
Dragon Lady  C
The Slave C+
Shut Down B

The Germs fueron protagonistas de una brevisima pero influyente carrera, lanzando el que sería probablemente el primer album de hardcore (evolución natural del punk) de la historia: GI.
Dos cosas lo definen y definirian al genero: velocidad y visceralidad. En primer lugar tenemos canciones reducidas a miniaturas de menos de 2 minutos (por lo general), interpretadas a velocidades ciclónicas y cantadas con furia y desesperación; luego tenemos que estos dos minutos son suficientes para descargar una ingente cantidad de puro sentimiento y emoción.
Los responsables de esta "masacre empaquetada" fueron el guitarrista Pat Smear y el vocalista Darby Crash.
Si Crash hacia algo bien era poder trasmitir todas sus visiones y pesadillas a través de "desgarros" vocales: en su canto se puede percibir con facilidad como intenta exorcisarse y martizarse a la vez liberando gritos agónicos que son un claro producto de la desesperación. Al finalizar cada cancion pareciera que ha quedado al borde de la muerte o el colpaso psicológico. El sufrimiento de Crash es claramente notorio y se presenta de una manera natural, es quiza una de las cosas mas nobles del disco. Smear acompaña (y acentúa) su calvario con furiosos y supersónicos ataques de guitarra. La temática es un tanto pesimista y evidentemente va acorde con la catarsis de la musica: discursos existencialistas, autodestrucción, decadencia y denuncia social.    
Los demas soportes del armazón sonoro de Crash y Smear son la bajista Lorna Doom y el baterista Don Bolles.
La importancia del album (uno de las obras maestras del punk) se da gracias a su condición de antecesor del hardcore (donde otras bandas hicieron mejoras sustanciales), a su regla de "reducir para ganar", a lo visceral de su presentación, a demostrar de una vez y para siempre que una cancion de 1 o 2 minutos cargada de pura emoción es mejor que una suite de 20 minutos cargada de cliches y sobreproducción.


No hay comentarios:

Publicar un comentario