jueves, 16 de octubre de 2014

Krzysztof Penderecki llega a Lima

Si bien este es un blog sobre música rock hay cosas que valen la pena ser mencionadas por su relevancia. Este 20 de octubre llegará a Lima uno de los mas grandes compositores del siglo XX, Krzysztof Penderecki.
Habra una rueda de prensa el dia 21 de octubre en el Gran Teatro Nacional, luego tendremos dos eventos en la PUCP, primero una mesa redonda el miercoles 22 (en CCPUCP, Camino Real 1075 San Isidro) finalmente el dia jueves 23 se le concederá el doctorado honoris causa en el campus, auditorio de la facultad de derecho.
Como cierre de su visita ofrecerá un concierto en el Gran Teatro Nacional, el mismo dirigirá a la sinfónica nacional que tocará tres de sus obras y una mas de Mendelssohn. Hay algo bueno y algo malo, lo bueno es que las entradas están entre 15 y 60 soles (teleticket), lo malo y decepcionante es que precisamente las entradas estan entre 15 y 60 soles, ergo, mas baratas que las que tu banda de rock favorita promedio cobró para venir, banda que de seguro con las justas ha hecho un solo disco de la misma calidad que la peor obra de este genio, ni un concierto de cumbia es mas barato.

En el concierto se tocará una de las maximas obras maestras de Penderecki, y una de las maximas obras maestras del siglo tambien, la fenomenal Threnody For The Victims Of Hiroshima (la cual esta mencionada por ahi en este blog), esto es algo verdaderamente insólito en este país y que difícilmente alguna otra vez ocurra.
Rompiendo con el esquema reseñaré por primera vez una obra clásica en este blog (lamentablemente el blog de musica clasica aun esta en estado embrionario y por lo pronto seguirá asi), la escogida es precisamente el Threnody. En primer lugar, si tuviera que ponerle un puntaje equivalente al de una canción de rock tendría A++, el mismo puntaje de obras maestras absolutas e irrepetibles en el rock, como Ebene (Klaus Schulze) o Miss Fortune (Faust) (obras que por obvias razones jamas escucharemos en este pais), luego, esta puede ser una de las obras mas impactantes y sobrecogedoras de la historia musical del siglo XX, compuesta para al menos 50 instrumentos de cuerda (violines, contrabajos, etc...) Penderecki hace un uso magistral y ciertamente original de las capacidades sonoras de todos ellos (no solo se tocan de la manera usual, sino que se golpea el cuerpo del instrumento por ejemplo), el punto es crear una atmósfera catastrófica, de devastación psicológica y de terror puro que en cierto sentido emula a la perfección el escenario tanto físico como mental de la tragedia de Hiroshima, la pieza empieza con un chirrido de viola a la que se van sumando poco a poco los demás instrumentos de cuerda, claramente emulando voces de agonía y desesperación que van en aumento, solo en esta parte uno ya puede percibir el grado de dolor y desesperación en medio de una atmósfera de devastación pura, luego todos los instrumentos callan y solo queda una viola dibujando un siniestro sonido ondulante, luego viene el caos: un largo intermedio de experimentación pura, los instrumentos son tocados casi de manera aleatoria percutiendo en el cuerpo del mismo de una manera demente y desquiciada, como de un pez fuera del agua tratando de conseguir agua. todo para de repente, lo que sigue es una sección impresionista y metafísica que pretende dibujar un paisaje apocalíptico y terror, con sonidos que aparecen y desaparecen, esto sigue así por unos pocos minutos hasta que vuelven a aparecer las cuerdas una tras otra en un bacanal instrumental de agonía pura, a continuación una sección de locura y terror con un fondo oprimente y oscuro. hasta este punto es destacable la forma en como Penderecki utiliza la variación de las alturas de las notas, para crear un espacio sonoro que deja una lección a grupos como Einsturzende Neubauten que trataron de capitalizar con cierto éxito el uso de las atmósferas recargadas y oscuras para representar el colapso físico y psicológico de la humanidad (por ejemplo Armenia), en tal sentido esta obra se anticipa tanto a ellos como a la parábola humana del primer disco de Faust. Siguiendo, viene una seccion complejisima y descollante, instrumentos en sucesion que aparece y desaparecen creando de nuevo un espacio desquiciado y enloquecedor, multiples arcos se unen al unisono para crear la atmosfera terrorifica y asfixiante (otra de las genialidades de Penderecki), al parecer todas estas preludian al "lanzamiento de la bomba" porque van convergiendo en un crescendo hasta que desparecen de repente para que de nuevo todos se vuelven a juntar en un caos orquestal que termina lentamente y se pierde en el vacio (algo similar al ultimo acorde de A Day In The Life). Con esta obra (una de las mas originales del siglo por cierto) Penderecki ha dejado un testamento musical imborrable, la representación del dolor y el sufrimiento es perfecta y una de las mas conmovedora.
  

3 comentarios:

  1. Extraño tus críticas ;_

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo poco tiempo para postear ultimamente, por el momento trato de corregir errores gramaticales o de redaccion en los posts vigentes, ademas de completar las bios y/o albumes de bandas que ya postee. Pronto posteare sobre nuevas bandas. Saludos

      Eliminar
  2. Hay gente en Rosario, Argentina, que te extraña. Escribi algo¡¡ Deseo que estes bien. Estas vivo no?

    ResponderEliminar